Fórmula del Emprendedor = Inspiración + Duro trabajo

Cuántos de nosotros andamos buscando la idea que nos catapulte al éxito personal y empresarial. Deseamos con todas nuestras fuerzas encontrar aquella actividad laboral que nos engrandezca y haga feliz nuestra existencia. Aquella idea moldeada por el trabajo, que convertida en pasión paraliza el tiempo, obviándose todo lo demás porque por unos instantes ocupa un segundo plano. Un lugar superfluo, decorativo, sin protagonismo en la trama de nuestro momento inspirador.

La inspiración como la felicidad es momentánea. No somos felices todo el tiempo, sino que sentimos atisbos de este estado. Con el fenómeno inspirador ocurre exactamente igual. No nos levantamos concertando una cita con la dama Inspiración, en la que seremos sencillamente geniales, eficaces, creativos y excelentes. Sólo nos concederán una cita, una oportunidad para conocerla si estamos respaldamos por el duro trabajo. Como decía Picasso, “La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”.

Desde que decidí convertirme en emprendedor he observado a tantos como yo con ideas geniales. No obstante, por desgracia la mayoría de ellas van languideciendo con el paso del tiempo hasta que finalmente mueren. Y con profunda  tristeza las despedimos dejándolas cruzando junto al barquero Caronte el río que las llevará al Inframundo, para no retornar jamás. Alegorías mitológicas aparte, convertir una idea de negocio en una realidad empresarial, es sencillamente difícil. Pero esa dificultad, no ha de ser tediosa sino motivadora. Contamos con un recurso inagotable nuestro trabajo diario. Y entre nosotros, éste persistirá como el primer día si mantenemos la ilusión.

En lo que va de año he asimilado gran cantidad de conocimientos en materias antes desconocidas para mí. Cada día crezco un poco más y esto me ha permitido fabricar mi propia receta para emprender con las máximas garantías de éxito. A continuación os detallo la fórmula:

1)      Las ideas no vienen de la nada. Las musas no siempre acompañan, así que mira a tu alrededor y descubre. Nos nutrimos de los demás, por lo que desarrolla la capacidad de escucha.

2)      Si no emprendes la idea cuanto antes perderás la oportunidad.

3)      Apunta alto desde el principio si quieres llegar.

4)      La imaginación y no el dinero deberá ser la principal herramienta de trabajo.

5)      No tengas miedo al fracaso, éste no es más que una forma de aprendizaje.

6)      Especialízate en un único producto o servicio y focaliza en él toda la atención.

7)      Sé paciente en la impaciencia.

8)      “Sin quieres ir rápido camina solo, si quieres llegar lejos ve acompañado”. La importancia de elegir bien a la gente que te rodea es crucial para conseguir el éxito. Rodéate de personas de confianza, comprometidas, que compartan tu visión. Con habilidades diferentes pero complementarias.

Emprendedor

Soy Emprendedor

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s